La Confederación Canaria de Empresarios volvió a reclamar ayer políticas que incrementen la competitividad y robustez de la economía de las Islas.

En su Informe de Coyuntura Socioeconómica de Julio de 2018, se señala que «la economía canaria podría mantener la senda de crecimiento de meses anteriores”, aunque matizan que esa previsión no implica que no sea necesario adoptar medidas políticas como las que han solicitado.

La CCE señala en su informe elementos que indican un retroceso de determinados segmentos de la actividad, como la bajada de turistas extranjeros.