La Confederación Canaria de Empresarios (CCE) manifestó que para consolidar la recuperación económica en las Islas se debe mantener el impulso de reformas estructurales, fomentar la inversión productiva y evitar caer en políticas ineficientes que disparen el gasto público.

Para la CCE, la economía canaria sigue dando signos de recuperación que se trasladan al mercado laboral. Según la EPA, la población ocupada en Canarias ha crecido en 33.900 trabajadores en un año, un incremento del 4,6%.

Esta mejoría se concentra en el sector privado. No obstante, la patronal matiza que la incidencia de la creación de empleo sobre la población parada se reduce por el aumento de los activos durante el último año. Según la EPA, el número de activos en las Islas durante el primer trimestre de 2015 supera en 21.400 efectivos los de hace un año, con lo que el número de parados solo se reduce en 12.500 desempleados, hasta un total de 343.500 parados, dejando la tasa de paro en el 30,81%.