Los técnicos del Ministerio de Hacienda estiman que la bajada de dos puntos del IRPF propuesta por el PP en su programa, le costaría a las arcas públicas entre 2.150 y 4.300 millones de euros.

Para los técnicos, esta propuesta electoral provoca una pérdida de progresividad en el IRPF, de forma que la rebaja es mayor cuanto mayor es el nivel de ingresos. La medida reduciría todos los tramos en dos puntos, de modo que los ingresos más elevados van acumulando las rebajas de los tramos anteriores.

Estas medidas podrían comprometer aún más los compromisos de España con la UE, que además de hacer frente a los ajustes de 8.000 millones que deberá acometer el próximo Ejecutivo, podría sumarse una posible multa de Bruselas por el incumplimiento del déficit en 2015.

Para corregir la situación, lo que proponen los técnicos es aumentar el número de tramos de la tarifa del IRPF y eliminar las reducciones de la base imponible por aportaciones a planes de pensiones y otros sistemas de previsión social sustituyéndolas por una deducción de cuota.