La Autoridad Portuaria de Las Palmas logró reducir su deuda durante 2016 en más de 22 millones de euros, desde los 123.199.973 hasta los 101.067.506, un 17,96%.

El presidente de la sociedad, Luis Ibarra, manisfestó que este descenso permitirá “intentar reducir las tasas en los próximos años”.

Ibarra reconoce que las infraestructuras de la provincia se han visto lastradas por el alto precio de los servicios portuarios.

La Autoridad Portuaria de Las Palmas cerró 2010 con una deuda a largo plazo de 155.117.447 euros, cantidad que ha ido reduciéndose en los últimos cinco años.

Ibarra prevé que el ejercicio actual se cerrará con una reducción de 20 millones. El objetivo final es llevar a cero la deuda en los próximos dos o tres años.

La entidad concluyó el año 2016 con un beneficio de 17.698.483 euros.