La Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (Airef) propone una renta mínima estatal con la que se reduciría un 60,4% la pobreza en España. Dicha renta llegaría a 1,8 millones de hogares y sería compatible con el empleo.

La Airef responde con este análisis a la propuesta de 2017 de UGT y CCOO para establecer una prestación de ingresos mínimos. Según la Autoridad, la pretensión de los sindicatos conlleva un elevado coste fiscal de más de 7.000 millones y solo reduciría la pobreza severa un 27,6%, alcanzando 1,1 millones de hogares.

La alternativa de la Airef costaría 1.500 millones menos y presenta un mejor porcentaje.

Este nuevo sistema debería introducirse de manera gradual a lo largo de 3 años.

Para el acceso a esta prestación, la Airef propone establecer como requisito principal la renta del hogar, centrando la ayuda en la pobreza severa. La prestación sería compatible con el empleo, actuando como un complemento salarial hasta un determinado umbral. Además, se simplificaría el sistema de rentas mínimas.