El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, trasladó el apoyo del Ejecutivo comunitario a los eurodiputados de las regiones ultraperiféricas (RUP) de la UE, con los que mantuvo un encuentro.

En la reunión se trató el temor del sector agrario de Canarias y de las demás RUP ante los efectos de los acuerdos comerciales de la UE, como el de Ecuador o el que se está negociando con Estados Unidos.

El presidente de la Comisión garantizó que se realizarán estudios de impacto para no dañar a los productores comunitarios.

Juncker se comprometió con los europarlamentarios a trabajar de forma conjunta en la elaboración de la nueva estrategia para las RUP, que tiene que estar lista para 2017. Respaldó un proyecto piloto para las RUP para combatir las altas tasas de paro y aprovechar las líneas que quiere potenciar la UE, como la economía azul o la economía verde.