El Ejecutivo autonómico pone en marcha el plan contra la explotación laboral con una plantilla de más de 30 nuevos inspectores que realizarán más de 1.300 inspecciones en empresas de las islas durante un mes.

La vicepresidenta del Gobierno de Canarias y consejera de Empleo, Políticas Sociales y Vivienda, Patricia Hernández, advirtió el pasado martes a los empresarios de que habrá sanciones a quienes hagan un uso fraudulento de los contratos.

Hernández incidió en que en Canarias se abusa de los contratos a tiempo parcial, que en muchas ocasiones se usan «de forma inadecuada».

Según la vicepresidenta, hay que hacer hincapié en el número de horas no remuneradas y la salud en el trabajo, por lo que el Gobierno regional ha creado una mesa de trabajo específica para el personal de hostelería.

Además, la administración premiará a las empresas que no tengan trabajadores en precario.