Los indicadores económicos señalan un inicio de año prometedor en Canarias. En el primer cuatrimestre de este año, la recaudación neta de los tributos del Régimen Económico y Fiscal (REF) canario ascendió a 509,1 millones de euros, un 8,3% más que los 470 millones del mismo periodo del año anterior.

El Impuesto General Indirecto Canario (IGIC) mejoró un 8%, hasta los 464 millones de euros, indicando un crecimiento del consumo en el Archipiélago.

El índice de comercio al por menor sumará en julio tres años consecutivos de mejoras continuadas.

También mejora un sector muy castigado como la construcción. En el primer tercio del año, las ventas de cemento alcanzaron las 172.566 toneladas, el mejor registro de los últimos cuatro años, mientras que la licitación oficial en el mismo ámbito llegó a los 93,3 millones de euros.

Sin embargo, a pesar de que la afiliación al Servicio Canario de Empleo (SCE) ha crecido en más de 7.000 personas, la recaudación de la Seguridad Social no recoge el avance con la misma intensidad.

En las Islas se firman cada día 75 contratos de menos de una semana de duración, que sirven para impulsar la afiliación media pero tienen una traslación escasa a las cotizaciones a la Seguridad Social.

Entre enero y abril se firmaron en el Archipiélago 58.243 contratos temporales y 9.400 de estos no superaron la semana de vigencia, según datos del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE).