La primera convocatoria del programa Islas Inteligentes se aprobó el pasado viernes en el Consejo de Ministros con el objetivo de salvar las consecuencias de la insularidad a través de uso de la tecolgía de la información y la comunicación (TIC).

El programa, dotado con 30 millones de euros, complementa el de Ciudades Inteligentes, que tendrá un presupuesto de 48 millones. Estas dos líneas de ayudas están destinadas a las administraciones locales, regionales y autonómicas.

Podrán optar al Islas Inteligentes todas las administraciones locales que gestionen servicios públicos en la totalidad del territorio de cualquier isla de Canarias o Baleares. El objetivo es financiar iniciativas que integren la estrategia de isla inteligente, contribuyan a la mejora de los servicios públicos del territorio y estén orientadas a mitigar los efectos negativos de la insularidad.

El presupuesto máximo por iniciativa es de 10 millones de euros y la financiación será cubierta al 100% por Red.es.

Del Ciudades Inteligentes podrán beneficiarse las entidades locales de más de 20.000 habitantes de toda España, así como las comunidades autónomas uniprovinciales.

La entidad pública Red.es financiará un máximo del 80%, no pudiendo superar los 8 millones de euros de presupuesto.

Las iniciativas deben impulsar la industria e implicar ahorros o mejoras de eficiencia en los servicios públicos, mejoras en la accesibilidad y constituir proyectos innovadores susceptibles de exportarse.