Hoy martes se aprobará en Consejo de Ministros el real decreto-ley que regulará el teletrabajo, tras el acuerdo cerrado ayer entre Gobierno, patronal y sindicatos.

La normativa entrará en vigor en cuanto se publique en el Boletín Oficial del Estado (BOE), dejando un plazo de margen a las empresas para su adaptación.

Tanto en el sector público como en el privado, el teletrabajo tendrá carácter voluntario y será reversible.

Las empresas tendrán la obligación de habilitar los medios tecnológicos necesarios.

Los costes en que incurra el trabajador se pactarán en un acuerdo por escrito, que reflejará también la jornada laboral.