Las Palmas de Gran Canaria no modificará las zonas de gran afluencia turística en lo que resta de mandato, salvo imprevistos.

El alcalde de la capital grancanaria, Augusto Hidalgo, explicó ayer la decisión adoptada el lunes, que mantiene como zonas turísticas a los centros comerciales de El Muelle y Las Arenas y el área de Mesa y López, lo que les permite abrir los domingos y festivos desde el 1 de octubre a finales de abril.

Un problema de legalidad expuesto en un informe jurídico, impide alterar este panorama, según explica Hidalgo.

Tampoco está previsto atender las reclamaciones de centros como Las Arenas o El Corte Inglés, que se han mostrado partidarios de extender la libertad de horarios durante todo el año, ni incorporar a otras zonas.