Hacienda ha aconsejado en los últimos días a exportadores e importadores de Canarias prepararse ante la posibilidad de que se produzca un ‘brexit’ sin acuerdo.

Este implicaría, entre otras cuestiones, que los flujos de mercancías entre España y Reino Unido dejarán de tener consideración de operaciones intracomunitarias para pasar a estar sujetos a formalidades aduaneras, según cita la publicación de la Agencia Tributaria en su web.

Si se produce un brexit duro, los operadores tendrían que presentar una declaración aduanera de importación o exportación, además de la realización de controles aduaneros, el pago de derechos arancelarios y otros gravámenes.

Hacienda destaca que todos los operadores económicos deben identificarse a efectos aduaneros con un número de registro e identificación y se anima a quien no lo tenga a solicitarlo ante la AEAT.

Tanto los importadores como los exportadores del archipiélago restaron ayer importancia a esta carta porque llevan meses preparados ante esta posibilidad. Su gran preocupación no es la realización de trámites sino la capacidad de la administración para dar respuesta al aumento de los mismos.