El Ministerio de Hacienda ha autorizado a Canarias a gastar en 2018 la parte de los 42 millones del Plan de Empleo (PIEC) que no se pueda ejecutar este año por falta material de tiempo, para que no se pierdan los recursos pactados.

El acuerdo permite a la Comunidad trasladar al próximo ejercicio el remanente de los 42 millones de euros del PIEC que no llegue a ejecutarse antes de fin de año. La cantidad que no dé tiempo de gastar en 2017 se sumará a los presupuestos de 2018, sin que contabilice a efectos prácticos para la regla de gasto.

La autorización estatal acaba con las dudas sobre la posible pérdida de recursos si no se ejecutan íntegramente los 42 millones recogidos en las cuentas estatales de 2017.

El acuerdo es aplicable a todos los convenios bilaterales entre Canarias y Estado que tienen ya dotación establecida en los Presupuestos de 2017.