La Agencia Tributaria (AEAT) ha autoriado la materialización de la Reserva para Inversiones en Canarias (RIC) en la compra de viviendas destinadas al alquiler vacacional. Como requisito, los inversores deben darse de alta como empresa turística y ofrecer ciertos servicios a sus clientes como la limpieza.

El alquiler vacacional de Canarias sufrirá así una gran transformación en los próximos meses y años. El mercado inmobiliario será otro de los grandes beneficiados.

La AEAT determina que esta materialización debe ser para dotaciones realizadas a partir de enero de 2015 y en adelante. Otro de los requisitos que se exige es que tanto la empresa, como la persona física con actividad empresarial o el profesional que quiera acogerse a este uso de la RIC debe darse de alta como empresa turística.

Finalmente, se detalla la obligación de dar servicios de hospedaje al cliente. Hacienda busca con esto que haya generación de actividad y creación de empleo.

Además es necesario que el inmueble sea nuevo o usado pero que no haya tenido aplicación anterior de la RIC; que la vivienda se tenga en actividad durante al menos cinco años y que la materialización se haga en un plazo de tres años desde que se hizo la dotación.