El Gobierno de Canarias ha decidido crear un grupo de trabajo, junto a representantes sindicales y empresariales, para analizar como puede afectar el brexit a la economía del Archipiélago.

El Ejecutivo quiere que mediante este grupo, que se reunirá por primera vez en julio, se haga un seguimiento de la salida del Reino Unido de la Unión Europea desde Canarias.

Reino Unido es un país contribuyente neto a la UE que aporta entre 8.000 y 9.000 millones de euros, y esto podría tener un gran impacto sobre las Regiones Ultraperiféricas (RUP). Su salida de la UE provocaría que, si se incorporan otros países de economías más débiles, España pasaría a ser un país contribuyente neto.

El Gobierno canario solicitará al Ejecutivo español estar presentes en el grupo de trabajo que cree para abordar el brexit, dada la importancia del turismo británico para el archipiélago.