La isla de Gran Canaria obtendrá 10,3 millones de euros más por el reparto del Impuesto sobre el Tráfico de Empresas (ITE) si se incorpora la nueva variable de parados de larga duración propuesta por los sindicatos. Tenerife ganaría nueve millones que se sumarían a los 40 que les tocaría a cada isla capitalina atendiendo solo a la triple paridad.

Con este nuevo reparto, las cinco islas periféricas perderían 19,3 millones de euros de los 80 que obtendrían con la triple paridad, en beneficio de Gran Canaria y Tenerife, que acumulan 207.304 parados de los 242.313 registrados y entre ambas tienen 104.915 desempleados de larga duración.

Las corporaciones insulares se reunirán hoy en el Parlamento canario para adoptar una posición sobre el reparto del ITE, tras el rechazo generalizado al criterio de la triple paridad.

Se propone repartir el ITE en un 33% para las islas capitalinas, otro 33% para las no capitalinas y el 34% restante en función del número de parados de larga duración por islas.

Así, de los 160 millones se repartirían 52,8 millones entre Gran Canaria y Tenerife y otros 52,8 entre las cinco islas periféricas. Quedarían 54,4 millones para distribuirlo según los parados.

Sindicatos, organizaciones empresariales y la mayoría de los grupos políticos entienden que se ha de repartir el fondo en función de las prioridades y necesidades de empleo, aun siendo solidario con las islas menores.