El Cabildo de Gran Canaria destinará 5,5 millones del Fondo de Desarrollo de Canarias (FDCAN) a un nuevo plan de empleo para la contratación de 500 personas de familias sin recursos.

El plan se ejecutará mediante la concesión de subvenciones directas a los 18 ayuntamientos adheridos al Programa de Desarrollo Socioeconómico de Gran Canaria.

Se contratará durante seis meses a parados en situación de vulnerabilidad y en riesgo de exclusión social, pertenecientes a hogares con todos sus miembros sin recursos.

La Consejería de Empleo y Transparencia del Cabildo hará un seguimiento a los participantes y diseñará itinerarios personalizados de inserción sociolaboral.

El presupuesto, que está financiado al 50% por el Cabildo de Gran Canaria y el Ejecutivo regional, se repartirá de la siguiente manera: 1 millón de euros se distribuirá a partes iguales entre los 18 ayuntamientos, y 4,3 millones de forma proporcional entre los 18 ayuntamientos en función del número de desempleados.

Además, 250.000 euros se repartirán exclusivamente entre Arucas, Las Palmas de Gran Canaria, Santa Brígida y Telde, los cuatro municipios cuya tasa de paro supera la media de la isla.

Los participantes deberán tener entre 18 y 65 años, estar desempleados e inscritos como demandantes de empleo con una antigüedad mínima de seis meses, y pertenecer a una unidad familiar en la que ninguno de sus miembros perciba rentas.

Trabajarán en el acondicionamiento de caminos, la mejora y limpieza del litoral, la rehabilitación de espacios recreativos y naturales, mejoras del paisaje municipal, erradicación de especies invasoras y actuaciones de concienciación medioambiental en cada municipio.