Gran Canaria ha bajado a nivel 1 de alerta por la buena evolución de la pandemia, con el correspondiente alivio de las restricciones. El resto de islas siguen igual.

En nivel 1, se pueden reunir grupos de hasta diez personas tanto en espacios públicos como privados.

La restauración mantiene el cierre a las doce de la noche, pero las terrazas al aire libre podrán ocupar todo su aforo y en los interiores, el 75%. Dentro de bares y restaurantes se establece un máximo de seis personas por mesa y grupos de hasta cuatro en barra.

Aumentan también los aforos en gimnasios y espectáculos culturales, y se abre la puerta a la celebración de actos multitudinarios con autorización previa.

Los viajeros nacionales vacunados podrán entrar en Canarias sin test

Otra de las medidas aprobadas ayer es que los viajeros nacionales ya vacunados o que hayan pasado la enfermedad podrán entrar este verano en Canarias sin ningún test.

La orden se activará en los próximos días.