Baleares y Canarias acrodaron ayer crear un frente común para garantizar en los Presupuestos Generales del Estado el incremento del 50 al 75% de la bonificación para residentes de ambos archipiélagos en los trayectos aéreos y marítimos con la Península, así como la supresión del 100% de las tasas aéreas.

La presidenta de Baleares, Francina Armengol, mantuvo ayer una reunión en Santa Cruz de Tenerife con Fernando Clavijo. Ambos mandatarios destacaron el ambiente de colaboración existente para fijar objetivos comunes.

En la reunión también se ha hablado de las limitaciones de las comunidades autónomas con superávit debido a la regla de gasto. Canarias y Baleares coinciden en la necesidad de flexibilizar esta norma y ambos solicitan que el superávit de 2017 se pueda reinvertir en el presupuesto de 2018 para aquellas inversiones, gastos o proyectos que cada gobierno estime prioritario.

Otros temas abordados fueron la regulación del alquiler vacacional, la mejora de la calidad del empleo en la hostelería y los planes de infraestructuras turísticas.

También hicieron una demanda conjunta al Gobierno Central en materia de promoción en el Reino Unido para paliar los efectos del ‘brexit’.