El Ministerio de Fomento mantiene activado el control de precios de billetes aéreos para detectar si las compañías aumentan artificialmente las tarifas tras la aplicación del descuento del 75%. Más de tres meses después del inicio de la nueva bonificación, el departamento no ha facilitado ninguna información sobre el resultado del seguimiento.

El Gobierno de Canarias y varios grupos parlamentarios han solicitado a Fomento que haga públicos los datos, pero de momento no han obtenido respuesta.

La justificación del Ministerio es que esa información tiene carácter restringido para no alterar la competencia ni la estrategia de precios de las compañías aéreas.

La Confederación Española de Agencias de Viaje (CEAV) asegura que en los tres meses y medio que lleva aplicándose el descuento no se han detectado incrementos destacables en las tarifas.