La Comisión Europea aprobó ayer la modificación del Reglamento General de Exención por Categorías, que establece los limites de acumulación de las ayudas del Estado a las que pueden acogerse las empresas ubicadas en las Regiones Ultraperiféricas (RUP), entre las que se encuentra Canarias.

Hasta ahora, el Reglamento establecía un límite de acumulación de ayudas de funcionamiento hasta el 17,5% del volumen de negocios anual obtenido en Canarias para las empresas industriales, y del 10% para el resto de sectores económicos acogidos a los incentivos del Régimen Económico y Fiscal (REF).

La modificación incrementa este límite hasta el 30% para todos los sectores, y se aplica con carácter retroactivo a partir del 1 de enero de 2015.

Los industriales canarios venían demandando este aumento del límite al Gobierno de Canarias. Consideraban que el actual era tan restrictivo que impedía a las industrias acogerse en su totalidad a las bonificaciones por producción, transporte, a las ayudas de funcionamiento incluidas en la RIC y la DIC, y al AIEM.

Ahora sí que podrán acogerse a dichos incentivos fiscales y compensar los costes derivados de la condición ultraperiférica que encarecen y limitan el desarrollo de las actividades productivas.

El objetivo perseguido es facilitar la inversión pública en favor de la creación de empleo y el crecimiento.