En España hay casi 80 parados por cada puesto de trabajo vacante, según datos del tercer trimestre de 2015, un número que era de solo 20 antes de empezar la crisis.

La asociación de agencias privadas de empleo publica que España posee uno de los mercados más ineficientes de Europa, ya que países del entorno como Reino Unido o Alemania apenas tienen dos parados para cada vacante.

La hostelería presenta el mayor número de parados por vacante (100,7), y cuenta con la tasa de paro más alta (14% en el tercer trimestre) debido a la rotación laboral de los trabajadores.

Las pequeñas empresas son las que generan un mayor número de vacantes (46%).

Por comunidades autónomas, Madrid, Cataluña y Aragón logran situarse como los mercados laborales más eficientes del país, soportando tasas de paro sustancialmente inferiores a la media.

Las comunidades que apenas han mejorado desde que comenzó la crisis son Andalucía, Canarias, Extremadura, Comunidad Valenciana, Castilla y León y Murcia.