Los 27 de la UE llegaron ayer a un acuerdo para la creación de un fondo de recuperación de 750.000 millones de euros para paliar los efectos del coronavirus. El plan europeo es que la ayuda a los Estados para salir de la crisis sea lo más inclusiva posible.

España recibirá en total 140.000 millones de euros de este fondo, equivalentes al 11% del PIB del año pasado. Se dividen en 72.700 millones de transferencias directas para la recuperación del país durante el periodo 2021-2024 y el resto en créditos. Son transferencias a fondo perdido.

Italia y España son los países que más dinero recibirán.

El Consejo de la UE urge a España a destinar las inversiones públicas a reforzar su sistema sanitario y a impulsar la transición ecológica y digital, pero no de forma indefinida. El Gobierno español deberá aplicar políticas fiscales para garantizar la sostenibilidad de la deuda en cuanto la situación lo permita.