España está por debajo de la media comunitaria en innovación, según el último indicador de 2016 de la Comisión Europea, que revela también que entre las regiones españolas solo el País Vasco es un “fuerte innovador”.

El ranking europeo de países más innovadores lo lidera Suecia, seguida de Dinamarca, Finlandia, Alemania y Holanda. España se encuentra en la categoría de “innovadores moderados”.

En el caso de España, el rendimiento en innovación mejoró continuamente hasta 2013 para bajar posteriormente. Además, la diferencia de España en el rendimiento con el resto de la UE ha aumentado a lo largo del tiempo. En 2008 el nivel de rendimiento relativo alcanzó su récord (77%), mientras que en 2015 había bajado al 69%. En la mayoría de indicadores España rinde por debajo de la media de la UE.