La Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF) avisa, en su informe de evaluación del Programa de Estabilidad 2016-2019, que el nuevo Gobierno de España tendrá que hacer mayores esfuerzos para alcanzar sus previsiones de menos del 3% de déficit en 2017.

“Será necesario que un nuevo Gobierno, ya no en funciones, elabore un nuevo Programa de Estabilidad con un horizonte de medio plazo donde se visualice un compromiso creíble con el equilibrio presupuestario y la sostenibilidad de las finanzas públicas”, indica el organismo.

España necesitaría un esfuerzo de consolidación a través de los diferentes acuerdos de no disponibilidad de créditos de unos 4.000 millones de euros para reducir el déficit público al 3,6% del PIB este año.