La economía española crecerá este año a un ritmo del 3,1%, según el Fondo Monetario Internacional (FMI), lo que sitúa al país como la economía desarrollada con mejor evolución en 2015.

Se espera que el PIB de España crezca un 2,5% el próximo año, sólo por detrás entre las grandes economías del 3% previsto para EEUU.

Aún así, desde el FMI se muestran preocupados, ya que si bien un 3% es un buen dato, la tasa de desempleo aún es muy elevada.

Por otro lado, el mercado laboral español, que aún registra la segunda mayor tasa de desempleo de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) con un 22,5% en mayo, será el que registrará el mayor crecimiento este año y el siguiente entre los países desarrollados.

El dato del 22,5% está muy por encima de la media del 6,9% para el conjunto de la OCDE.

Sin embargo, se augura que el empleo crecerá en 2015 a un ritmo del 2,9%.