Empresarios y oposición aplaudieron ayer el anuncio del presidente canario de eliminar el comité de inversiones estratégicas en cuanto entre en vigor la Ley del Suelo.

Este órgano de consulta se creó en octubre de 2012 con el reto de desbloquear proyectos considerados de interés general y reducir a la mitad los plazos para su tramitación.

Sin embargo, desde su inicio, tanto patronales como el PP y Nueva Canarias denunciaron que este mecanismo introducía la discrecionalidad y la arbitrariedad en la toma de decisiones. Por eso ayer elogiaron el finiquito a este grupo.

Clavijo aprecia que todos los proyectos deben ser tratados por igual. Así, en cuanto se apruebe la Ley del Suelo, que busca simplificar la burocracia, la Ley de Inversiones dejará de tener sentido.