Ayer se celebró la segunda edición del encuentro Uvas con Talento de Gran Canaria, organizado por el Cabildo, con el objetivo de reunir a los isleños que trabajan en el exterior para facilitar el intercambio de experiencia y contactos.

Esta red de Talentos de Gran Canaria ha pedido una mayor colaboración entre la empresa privada y las universidades para evitar la salida al exterior de los profesionales mejor formados de la Isla. Apuestan por una Universidad más orientada a la realidad industrial del Archipiélago y menos a la teoría.

Los ponentes coincidieron en que el talento local es altamente competitivo, pero no se les forma de manera adecuada para ser competitivo en el entorno laboral.

También coinciden en que los idiomas es una de las grandes barreras para contratar talento canario, y eso afecta a la internacionalización de las empresas.

Entre los factores más importantes para atraer el talento a Gran Canaria, se reconoce que en el Archipiélago ya se están financiando ideas, pero se debe hacer aún más.

Además, se considera que las empresas deben ayudar a los emprendedores con la aportación de capital y con apoyo personal.

Se aboga por potenciar las ventajas del Archipiélago, como la buena conexión marítima y aérea con otros entornos geográficos o la calidad de vida.

Otro aspecto importante son los salarios, poco competitivos en las Islas, lo que impide que los que se han marchado quieran volver.

Más de 800 personas forman parte de la Red de Talentos de Gran Canaria, que se constituyó hace año y medio. El 87% de los miembros de la Red están en Europa, el 10% en América, el 2% en Asia, el 1% en África y el 0,4% en Oceanía.