Las empresas de inserción dispondrán de casi dos millones de euros para la contratación o el mantenimiento del puesto de trabajo de 149 personas en situación de exclusión social, a la inserción de otras 20 personas en el mercado ordinario de trabajo y a la contratación de 39 más como parte de los equipos de apoyo a estas personas durante el proceso.

La dotación de esta convocatoria se incrementa este año en 732.000 euros respecto al año pasado.

El objetivo de este programa es facilitar el primer paso en el que los beneficiarios ocupan una plaza en una empresa de inserción para, posteriormente, facilitar su inserción laboral en el mercado de trabajo ordinario.

En Canarias existen once empresas de inserción. La financiación que les aporta el Servicio Canario de Empleo se destina a contratar personas con especiales dificultades de inserción.