El último Consejo de Ministros celebrado el viernes aprobó el Plan Integral de Empleo de Canarias (PIEC), dotado con 42 millones de euros.

Este plan regula la concesión directa de determinadas subvenciones en el ámbito del empleo y de la formación profesional para el empleo para 2019, con la finalidad de mejorar el acceso al empleo de los parados.

Su importe total asciende a 54.468.290 euros. 42 millones corresponden a la aportación del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) al PIEC, y el resto a subvenciones a las actuaciones de organismos públicos de la Administración del Estado.

Estas subvenciones se incluían antes en los presupuestos anuales del SEPE, pero la prórroga presupuestaria de este año no lo hizo posible. Por ese motivo se ha aplicado un real decreto.

Otros objetivos del PIEC son mejorar la adaptación de los trabajadores, ocupados y desempleados, así como su cualificación profesional; facilitar la readaptación y tránsito de desempleados hacia nuevos sectores de empleo; fomentar la empleabilidad de los jóvenes y de los parados de larga duración; incrementar la tasa de empleo femenina e impulsar la transición de los colectivos especialmente vulnerables al mercado de trabajo.