La empresa turística Corendon, originaria de los Países Bajos e instalada en Canarias desde 2013, afronta una campaña de expansión en las Islas, con la apertura de nuevas líneas aéreas y una oferta hotelera ampliada, con la intención de potenciar el destino canario en Bélgica y Holanda. Con esto se propone traer 26.000 pasajeros en 2016.

En la actualidad, esta turoperadora traslada semanalmente entre 300 y 400 visitantes de los Países Bajos a Canarias. Cuenta con nueve vuelos semanales, de tipo chárter, y trayectos directos desde Ámsterdam. Su objetivo es disponer de vuelos diarios a Tenerife y Gran Canaria, tres rutas semanales a Lanzarote y cuatro a la isla de Fuerteventura.

El responsable del departamento de compras, señala que si encuentran colaboración en el sector hotelero canario, tienen capacidad para llegar a los 100.000 pasajeros al año.

El lema de Corendon se basa en el precio más competitivo sin tener que renunciar a los estándares de calidad. Así, es el propio cliente el que establece sus prioridades con opciones que van desde los complejos hoteleros de una llave a las cinco estrellas.