Las cifras positivas de turistas en Canarias en 2015 se mantienen por la demanda creciente de vuelos de bajo coste. En el primer semestre vinieron a las islas 2,1 millones de personas con esta modalidad, 126.000 más que en el mismo periodo de 2014, un 6,5% más.

Por contra, las compañías tradicionales han descendido su movimiento, trayendo a más de 3,6 millones de viajeros hasta junio, una pérdida de más de 107.000 clientes respecto al mismo periodo del pasado año, (-2,9%).

En total, el Archipiélago recibió 5,7 millones de pasajeros por vía aérea entre enero y junio, lo que supone un ligero incremento de un 0,4% respecto al primer semestre del pasado año. Pese al crecimiento del bajo coste, las aerolíneas tradicionales aún acaparan en las Islas el 63% del tráfico de pasajeros.

En junio, las compañías de bajo coste aumentaron un 8,6% sus viajeros en Canarias, y las tradicionales un 3,9% menos. En total se contabilizaron 797.044 entradas en los aeropuertos del archipiélago, lo que representa una subida del 1,3% respecto al mismo mes de 2014.

Tenerife-Sur y Lanzarote se sitúan entre los 10 primeros aeropuertos con más tráfico de bajo coste del país.

En toda España, las aerolíneas de bajo coste transportaron 15,8 millones de pasajeros en el primer semestre del año, aumentando un 10,3% y acaparando el 49,1% del tráfico.