Canrias no ha notado un repunte en las reservas turísticas de peninsulares pese al fin del estado de alarma. Sí que han crecido otros destinos nacionales.

Las cadenas hoteleras de las islas siguen con un mínimo ritmo de reservas.

Los hoteles abiertos en el Archipiélago siguen siendo pocos y con unas ocupaciones muy bajas.

Las aerolíneas han programado para este verano un 12% menos de plazas entre península y Canarias.