Por cada cuatro turistas extranjeros que ha perdido Canarias en los cinco primeros meses del año 2019 respecto al mismo periodo del pasado año, se han ganado tres peninsulares.

El archipiélago ha recibido entre enero y mayo casi 6,4 millones de turistas, 41.000 menos en dato interanual, solo un 0,6% menos, según los datos de Promotur.

Se han perdido más de 156.000 turistas extranjeros, pero han llegado 115.500 peninsulares más. De esta manera, el turismo peninsular ganado por el archipiélago en estos primeros meses del año ha cubierto el 74% de las pérdidas foráneas.

Pese a ello, las pernoctaciones en los hoteles y apartamentos han caído un 3,9% hasta mayo, fundamentalmente porque la duración media de las vacaciones de los extranjeros es muy superior a la de los nacionales, aunque las pernoctaciones de estos últimos han crecido un 11%.

Canarias perdió algo más de 2 millones de pernoctaciones de extranjeros en los cinco primeros meses de este año, pero ganó 425.000 noches de viajeros peninsulares, para un saldo final de 1,6 millones de pernoctaciones menos.