El turismo de Canarias sigue cosechando descensos de visitantes extranjeros, tras un ciclo de cinco años de récords.

El número de viajeros recibidos hasta julio retrocedió un 1,7%, 150.416 menos que en el mismo periodo del ejercicio anterior, hasta situarse en 8,78 millones.

El turismo nacional aumentó un 16,6%, amortiguando la caída del foráneo, que se redujo un 3,9% tras perder a 309.479 visitantes, el 65,78% de ellos alemanes.

La contracción de la economía alemana en el segundo trimestre del año está detrás de este decenso del mercado germano. A esto hay que añadir las dudas que genera el brexit, que ha menguado la llegada de visitantes británicos.

Durante los primeros siete meses del año llegaron del Reino Unido apenas 22.454 turistas más (0,8%) en tasa interanual. Solo en julio llegaron 10.745 británicos menos (-2,4%). Además, las reservas realizadas por este país caen un 11% para la temporada de invierno.

En cuanto a los alemanes, que ya llevan unos meses en caída, se perdieron en julio un 25,9%. Hasta julio, la pérdida es de 203.572 visitantes germanos, un 11,7%.

Solo Irlanda y Noruega, junto con el estancamiento de Reino Unido, han sumado turistas a las Islas entre enero y julio.

Por islas, La Palma (-11,1%), Fuerteventura (-10,8%) y Gran Canaria (-4,1%) son las que presentaron números negativos, según datos de Promotur.