Canarias perdió en noviembre un 2,1% de pasajeros en vuelos internacionales respecto al mismo mes del año pasado. En total, llegaron 1.182.214 viajeros desde el extranjero, 26.000 menos, según los datos de Aena.

Es menos de lo esperado teniendo en cuenta la quiebra de Thomas Cook en septiembre.

Desde Reino Unido se perdieron 22.271 pasajeros, hasta llegar a 385.223 usuarios, un descenso del 5,5% interanual. El descenso de los alemanes fue mayor: llegaron 270.307, 25.261 menos que hace un año, una bajada del 8,5%.

En noviembre hubo dos mercados internacionales decisivos a la hora de mitigar la caída general. Fueron Francia y Portugal, con alzas del 48% y el 77% interanual.

También crece, como ya es habitual, el turismo nacional e insular. Hubo un aumento de 18.000 llegadas en los vuelos desde la península, hasta totalizar 335.347 entradas (+5,6%). Entre islas se registró un aumento de 18.301 movimientos, hasta los 373.829 pasajeros, un 5,1% más.

El conjunto de aeropuertos contabilizó 1.891.390 llegadas, un 0,5% más interanual.

Gran Canaria logró elevar un 1,1% los extranjeros recibidos, 4.032 más que hace un año, hasta atender a un total de 356.276. Tenerife cerró noviembre con un 0,1% más de llegadas internacionales. Lanzarote (-9,4%) y Fuerteventura (-5,6%) sí sufrieron pérdidas.

Desde enero, Canarias acumula 12.017.337 pasajeros extranjeros, 646.682 menos (-5,1%). Procedentes de la península se han registrado 353.422 entradas más (+9,4%) y casi 200.000 más entre las islas (+5%).

Alemania es la gran preocupación tras acumular desde enero una pérdida de 425.313 pasajeros.