El Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC) ha anulado la subida del Impuesto de Actividades Económicas (IAE) aplicado en 2013 por el Ayuntamiento de Telde por la ubicación de los negocios en las calles del municipio y que supuso un incremento de hasta el 150% a las empresas.

La Sala estima que la administración local está obligada a explicar y justificar los motivos para aprobar el aumento de ese impuesto y no subirlo sin más para incrementar su recaudación.

El grupo de gobierno del anterior mandato modificó el coeficiente, que se encontraba fijado en el 1,5%, pasándolo al 3,8%, el máximo previsto por ley.

Las empresas recurrieron esta medida ante el silencio a sus alegaciones. El Juzgado dio la razón al Ayuntamiento y solo las empresas con una deuda de 30.000 euros pudieron apelar y serán las únicas que podrán reclamar que se le devuelva el pago. El resto no podrán acogerse a este fallo y habrá que buscar otras vías dentro de la legislación vigente, ya que ha prescrito este acuerdo.