El Tribunal de Cuentas investigará a lo largo de este año los fondos aportados para la rebaja de los billetes de avión en los dos últimos ejercicios.

Cada año se destinan 400 millones de euros para subvencionar el transporte aéreo a canarios, baleares, ceutíes y melillenses. El Tribunal estudiará si esta partida la están usando las aerolíneas para lucrarse con subidas de precios.

El 16 de julio de 2018 entró en vigor el aumento de la subvención del 50 al 75% del precio del billete. Desde que se empezó a aplicar, el coste de los vuelos entre Canarias y la Península ha crecido bastante.

Las empresas insisten en que no ha habido pacto de precios, ni que estos han subido tanto, solamente se rigen por la ley de la oferta y la demanda. Pero los propios Gobiernos han constatado estas subidas.

El Ejecutivo canario sostiene que en los siete primeros meses de 2019 se produjo un incremento medio del precio de los billetes de un 24%.