La propuesta para la modificación del trazado ferroviario del tramo que discurre por el barranco de El Veril, cuya actuación se realiza para dar cabida sin obstáculos de infraestructuras públicas al parque acuático que promueve Wolfgang Kiessling, hace desaparecer la ubicación original de la estación del tren.

El alcalde en funciones de San Bartolomé de Tirajana, Marco Aurelio Pérez, sostiene que la estación y el parque no entran en El Veril.

Las opciones a la estación serían espacios públicos junto a las antiguas oficinas municipales o en la zona de Meloneras.