El Tribunal Supremo ha rechazado en un auto la solicitud del Ejecutivo regional de establecer medidas cautelares para que los aeropuertos canarios no fueran incluidos en la oferta pública de venta de las acciones de privatización parcial de AENA del 49%. La Sala de lo Contencioso-Administrativo desestima el recurso presentado en febrero por el Gobierno de Canarias porque la venta del 49% del capital ya se había producido.

Esta venta fue autorizada por el Consejo de Ministros el 23 de enero y ofertada los primeros días de febrero, de ahí que la Sala no entrara a valorar las razones argumentadas por el Gobierno de Canarias para la suspensión cautelar.

Según el Gobierno regional, la privatización de AENA «vulnera» el Estatuto de Autonomía, donde se recoge que las competencias en materia aeroportuaria pasan a la Comunidad si el Estado deja de ejercerlas, y se perjudica a las Islas, que dependen en gran mediad del tráfico aéreo.

Contra este argumento, el Estado alega que sigue manteniendo el 51% de las acciones de AENA, es decir, la mayoría.