El Gobierno en funciones aprobó ayer subir el 1% el salario mínimo interprofesional para 2016, fijándolo en 655,20 euros mensuales, es decir, 6,6 euros más.

Este incremento fue rechazado por CCOO y UGT que denunciaron que se trata de una decisión unilateral que vulnera lo establecido en la normativa legal, y «supone una agresión para los asalariados con menos ingresos”.

Por su parte, fuentes de la patronal CEOE señalaron que se trata de una subida “correcta” que está en los parámetros del III Acuerdo para el Empleo y la Negociación Colectiva (AENC), firmado por los agentes sociales a primeros de junio.

El Gobierno insistió en que la decisión fue consultada con las organizaciones sindicales y empresariales más representativas, pero CCOO reiteró que la consulta se limitó a un correo electrónico enviado la víspera de Nochebuena.