El Servicio Canario de Empleo (SCE) solo colaboró en el 1,5% de los contratos firmados en el Archipiélago en 2014, lo que le sitúa a la cola del país, ya que solo supera a Baleares (1,3%) y Cataluña (1,4%).

De los 637.800 contratos suscritos en las Islas hace dos ejercicios, solo en 9.900 hubo participación pública, según los datos del INE.

Una de las políticas activas de empleo del Ejecutivo regional está dirigida a entablar relaciones con las ETT y las agencias de colocación para tratar de mejorar la inserción en las Islas.

Alejandro Martín, director del SCE, subraya que las cifras se subestiman porque, por un lado, solo tienen en cuenta el primer contrato que firma el desempleado gracias a su intermediación y, por otro, porque los empresarios olvidan poner en el contrato la referencia que sumaría a la ofician pública de empleo una afiliación más alta.

Por este motivo, Martín subraya que los porcentajes más bajos se encuentran en las comunidades autónomas más turísticas.

El SCE ha introducido mejoras para lograr colocar a más parados en el mercado laboral, como la posibilidad de presentar on line ofertas empresariales en la página web del órgano, la gestión personalizada con el empresario y el fomento de la autocandidatura.

Martín indica que los empresarios aún desconocen todas las herramientas a su alcance, por lo que tratarán de aproximarse más a ellos y reforzar así las relaciones prestadas al tejido empresarial.