El sector turístico nacional registró uno de los mejores veranos de los últimos años con un crecimiento del 4,2%.

Los motivos de este auge son, entre otros, el incremento de precios, según la Alianza para la Excelencia Turística, Exceltur.

Las previsiones mantienen un crecimiento del 4,1% de la actividad turística para el conjunto del año, dato que podría cambiar por algunos factores como la recuperación de destinos turísticos del Mediterráneo Oriental y norte de África, la ralentización de la capacidad de consumo del mercado británico, y la caída de la actividad turística en Cataluña.

El 63,9% de las empresas turísticas españolas consultadas cerró este verano con resultados positivos, principalmente por la mejora del gasto medio por turista extranjero (+6,8%).

La demanda extranjera explica la mayor parte del aumento de la actividad, con un creciemiento de los ingresos de los turistas del 11,7%.