Tan solo un 0,8% de los casi 656.000 asalariados de las Islas registrados el año pasado encontraron su empleo gracias a los servicios públicos.

Estas cifras demuestran el poco peso de las oficinas de colocación públicas en la inserción de los desempleados, tónica común en todas las comunidades autónomas, pero con mayor incidencia en las Islas. Ese 0,8%, 5.400 trabajadores concretamente, es el porcentaje más bajo del país junto al de Murcia.

La media nacional es de un 1,7%, y el porcentaje más elevado es del Extremadura (4%). Así, las oficinas del Servicio Canario de Empleo (SCE) solo colocaron a uno de cada cien trabajadores.

El director del SCE recuerda que el turismo y el comercio son los dos sectores que sustentan la economía de las Islas, sectores sujetos a alta temporalidad laboral. Además, cree que la estadística infravalora el papel de los servicios públicos, ya que esta característica de alta temporalidad hace que solo se tengan en cuenta los trabajadores contratados por vez primera, y no los currículos de los que se hecha mano posteriormente, que provienen también del SCE.

Los últimos datos también descubren que las empresas de trabajo temporal (ETT), ayudaron a incorporarse al mercado laboral a apenas un 1,2% de los asalariados durante 2015, 7.900 trabajadores. El porcentaje solo es más bajo en Baleares (0,5%).

Sumando ambos porcentajes se obtiene que solo un 2% de los trabajadores por cuenta ajena el pasado año, poco más de 13.000, disfrutaron de ayuda en su proceso de colocación, dejando a Canarias a la cola del país.