En el primer trimestre del año el saldo de los depósitos bajó un 0,8% tras dos años de crecimiento, saliendo 205 millones de euros. El ahorro de los isleños en depósitos asciende a 23.695 millones.

Las entidades financieras están ofreciendo a los ahorradores unas rentabilidades mínimas, inferiores al 1%.

Comparado con el año 2010, cuando se alcanzó el máximo en Canarias con 26.104 millones de euros, el saldo de los depósitos ha caído casi un 10%. Las entidades financieras disponen hoy de 2.409 millones menos en sus cuentas.

Los fondos de administraciones en depósitos descendieron un 4,7%, hasta los 2.023 millones de euros mientras que los de particulares lo hicieron un 0,4%, hasta los 21.672 millones. Los depósitos de los canarios representan el 1,94% del total nacional.

La escasa rentabilidad de los depósitos bancarios provoca que los ahorradores elijan otro tipo de productos, como los fondos de inversión. El patrimonio gestionado en este tipo de productos creció casi un 14% en el primer semestre de este año. El patrimonio total de la industria se sitúa en los 221.000 millones de euros.