El servicio de estudios del BBVA considera que la incertidumbre política restará 8 décimas al crecimiento del PIB en 2016 y 2017 y advierte de que el nuevo Gobierno debe implementar un programa ambicioso de reformas para consolidar el crecimiento.

Aún así, la economía seguirá creciendo el 2,7% en los dos próximos años y permitirá crear un millón de puestos de trabajo, reduciendo la tasa de paro al 18,5 % el próximo año.

No obstante, el BBVA Research afirma que la probabilidad de riesgos internos se ha incrementado, así como el riesgo derivado del deterioro de la credibilidad sobre el proceso de consolidación fiscal.

La creación de empleo y el crecimiento de la demanda interna mantienen su dinamismo, y la recuperación continuará durante los próximos dos años, aunque con una menor intensidad.