En el primer trimestre de 2016 los ingresos municipales han caído unos 6 millones de euros debido a una mínima recaudación por impuestos indirectos. Aunque se han cobrado 11 millones del REF, no se pudieron contabilizar a tiempo.

Aunque el Ayuntamiento ha perdido este año esos seis millones en ingresos respecto al primer trimestre de 2015, el nivel de gasto es similar en los dos casos.

Entre enero y marzo sólo se han ingresado 203.934,51 euros por impuestos indirectos, mientras que en el año anterior, la cifra era de 8,23 millones de euros.

Los once millones de euros ingresados del REF no aparecen en la partida de impuestos indirectos porque no pudieron ser contabilizados a tiempo. Eso supone que, en la práctica, la recaudación líquida del primer trimestre debería situarse en torno a los 31 millones de euros, unos cinco millones por encima de lo recaudado en el primer trimestre de 2015.

En cambio, aumentó la recaudación por impuestos directos un 90% con relación al primer trimestre del año anterior, pasando de 781.036,74 euros hasta los 1,49 millones.