El pasado jueves, los estibadores firmaron en Ginebra un preacuerdo con la Mediterranean Shipping Company S.A. (MSC) para convertir a La Luz en plataforma logística en las rutas norte-sur del Atlántico a cambio de que se adapten las condiciones labores de los empleados. Los estibadores, calculan que este acuerdo doble el actual tráfico de contenedores en el Puerto, donde se prevé instalar nuevas estructuras para así acoger a los megabuques de la multinacional.

En la reunión con los representantes de MSC se consiguió el ansiado preacuerdo, aunque aún queda que los estibadores den el visto bueno este lunes en la asamblea.

Entre los ajustes solicitados por la multinacional se encuentra la adaptación de las condiciones laborales de los trabajadores para dar una respuesta óptima de productividad y puntualidad. Esto no implicará reducciones de salario.

En el momento en el que acepten el acuerdo, la compañía italo-suiza tendrá que instalar nuevas estructuras con las últimas tecnologías para poder acoger a los 50 megabuques con los que va a contar a finales de 2016, que le convertirá en la mayor naviera del mundo. El Puerto, a su vez, doblará el número de transbordo que se realizó el año pasado, que se quedó en 997.000. La previsión que manejan los estibadores es que pasen por La Luz dos millones de contenedores TEU al año.