El puerto de Las Palmas ha recuperado la mayoría de sus indicadores una década después de la crisis económica. Registros como el tráfico de contenedores, sin embargo, siguen por debajo de los niveles de 2007, aunque con una tendencia creciente.

La recuperación en el caso de los buques es de 3.073 contabilizados entre enero y abril de este año frente a los 2.819 de hace diez ejercicios. Además, su tamaño casi se duplica. Este aumento está muy vinculado al sector offshore, con unidades de grandes dimensiones.

El volumen de mercancías que ha pasado por el puerto de Las Palmas también se recupera. En el primer cuatrimestre de 2007 se contabilizaban 6,4 millones de toneladas, la misma cifra que en igual período de 2017. Por tipo de movimiento, la mercancía en tránsito está ligeramente por debajo (un 3%, en 3,2 millones), pero acumula tres ejercicios de subida y la tendencia es creciente. Solo entre 2016 y 2017 la subida ha sido de un 45%.

Por tipo de mercancía, crecen los graneles líquidos, que han pasado de rozar las 900.000 a los 1,8 millones. Los graneles sólidos siguen en niveles mínimos.

El tráfico de contenedores está hoy por debajo de 2007, pero de mantenerse la tendencia de los últimos meses, con un crecimiento del 30%, el ejercicio se cerrará en cifras similares a hace diez años.

En el suministro de combustible a barcos las cifras son hoy mejores a 2007. En el primer cuatrimestre se suministraron 733.761 toneladas frente a las 569.297 de un año antes.

Los contenedores se han elevado un 34%, hasta los 67.252.