El presidente de la Autoridad Portuaria de Las Palmas, Luis Ibarra, ha negociado con varios armadores de Marruecos la recepción de sus descargas pesqueras en La Luz. El Puerto pretende así recuperar una actividad prácticamente desaparecida, tras los reiterados acuerdos de la Unión Europea con los estados del Norte de África. Ese mismo pescado de escamas alimentaría una lonja en pleno entorno Puerto-ciudad, cerca del futuro acuario Poema del Mar, el aparcamiento que proyecta la sociedad municipal Sagulpa y la pasarela que unirá el muelle del Sanapú con el Mercado del Puerto.

La lonja pesquera de La Luz es una idea que han tratado de impulsar pescadores locales y Autoridad Portuaria de forma conjunta en el pasado, si bien la idea nunca cuajó.

Las conversaciones con los armadores marroquíes pretenden asegurar cantidades significativas de pescado fresco en el recinto. La Autoridad Portuaria utilizaría los frigoríficos del Muelle Pesquero para suministrar la venta al por mayor a los profesionales del sector de la restauración.

Parte de este pescado capturado por los pesqueros marroquíes en sus caladeros, irían a la futura lonja. Especies como el lenguado, el gallo o la sama, productos con los que está especialmente familiariazado el consumidor canario.

En su intento para reactivar las descargas de pesca fresca en La Luz, el Puerto ya ha mantenido varias reuniones con los organismos de inspección que deben autorizar la entrada de productos de terceros países: Sanidad Exterior, Aduanas y Pesca, además de la Viceconsejería de Pesca del Gobierno canario.

Marruecos estaría interesado en esta acción para para promocionar sus productos. Y desde el Puerto se quiere abaratar el coste del pescado fresco para el consumidor local.

La lonja estará en Sanapú, muy cerca de la parcela de la antigua fábrica de hielos Ángel Ojeda, entre el Mercado del Puerto y el Castillo de La Luz.